Página de inicio

Todos los que nos situamos entre los tres palos hemos sentido lo que nos transmite este video, es una sensación que sólo el portero de fútbol puede llegar a saber, sufro solo, río solo, celebro solo, lloro solo y sólo lucho con mi único enemigo… el balón. A mí sólo me abrazan cuando gano el duelo de los 11 metros pero… soy feliz así. Sé que nunca firmaré tantas camisetas como un 9 y que siempre dirán que si soy el mejor del partido será porque mi equipo fue muy malo,

pero a pesar de todo esto sigo diciendo…

¡¡¡ME GUSTA SER PORTERO!!!

 

El portero es el puesto más específico dentro del seno de un equipo de fútbol, no sólo por el estatus que le otorga el reglamento, sino por las demandas que caracterizan su actividad competitiva, diferentes a las del jugador de campo. Tales exigencias diferenciadoras requieren de un entrenamiento específico y coherente, de acorde a las demandas del juego y a sus características individuales. También es cierto que el portero es el gran olvidado en las sesiones preparatorias de los equipos, tan sólo nos acordamos de él, durante la competición, generalmente cuando comete un error que compromete el éxito del colectivo. Quizás será por falta de medios materiales, humanos (técnicos especialistas) o tiempo, pero el portero no recibe la formación adecuada, sino que se entrena como uno más, para exigirle en competición aspectos que no se han trabajado. Atendiendo a esto, no somos justos con el portero.

Partiendo de esta reflexión y con la intención de de contribuir a la mejora y conocimiento del puesto específico nació en Septiembre de 2011 la ESCUELA DE PORTEROS CARLOS PERELLÓ, siendo un punto de encuentro de porteros de fútbol de todas edades y niveles. Un centro en donde la formación de jóvenes porteros y el perfeccionamiento de los avanzados, será guiada por auténticos especialistas en la dirección y el control del entrenamiento del portero, a través de una metodología adecuada a cada una de las etapas.

“NUNCA MÁS SEREMOS LOS ETERNOS OLVIDADOS”

“EL TRABAJO Y LA HUMILDAD SON LA CLAVE DEL ÉXITO”

“EL PORTERO RECIBE LA IMPORTANCIA QUE LE DAMOS, PERO SOLO TIENE LA QUE LE DEDICAMOS”

“COMO ENTRENADOR DE PORTEROS DE FÚTBOL BASE, NUESTRO OBJETIVO NO ES HACER EL PORTERO “PERFECTO”, REALMENTE SOLO DEBERÍAMOS INTENTAR OBTENER LO MEJOR DE CADA UNO DE NUESTROS PORTEROS”